Base Bíblica: Proverbios 21:5 NTV
“Los planes bien pensados y el arduo trabajo llevan a la prosperidad, pero los atajos tomados a la carrera conducen a la pobreza”.

Introducción: El mes de agosto estaremos hablando sobre algo muy importante; el orden. Según el diccionario, el orden es cuando ponemos las cosas en el lugar que deben ir. Si quieres ser una persona ordenada, presta atención a los consejos que Dios tiene para ti hoy:

1. Haz un plan: Cuando pensamos bien lo que vamos a hacer y lo planeamos con tiempo, ¡Las probabilidades de que todo salga bien y de forma ordenada son muchísimas!; entonces, antes de hacer algo (una tarea, un paseo, etc.), asegúrate de planear bien cómo lo harás. Puedes apoyarte en tu familia, en tus amigos, y en Dios; pues de Él provienen las mejores ideas.

2. Esfuérzate: Cuando hacemos lo mejor que podemos, no hay forma de que las cosas nos salgan mal. Es más, aunque no seamos los más expertos, si nos esforzamos y damos todo, podemos estar seguros de que Dios nos ayudará para que nos vaya bien. Esfuérzate por cumplir eso que planeaste, pues, cuando hacemos las cosas de la forma más fácil, nada bueno puede suceder.

3. Busca honrar a Dios: Lo más importante de todo lo que hacemos es que lo hagamos para sacarle una sonrisa a Dios. Sabiendo que Él siempre debe ser lo más importante en nuestra vida. Si siempre buscamos honrar y agradar a Dios, aunque aparezcan dificultades o problemas, nos irá bien.

Conclusión: El orden siempre traerá bendición a nuestra vida, y somos ordenados cuando planeamos bien las cosas, cuando nos esforzamos y lo más importante, cuando queremos honrar a Dios en lo que hacemos. Pues, de esta forma, todo estará donde debe estar.

Actividad: Construye una agenda: Cada día de esta semana escribe lo que vas a hacer de manera ordenada, y esfuérzate por cumplirlo día a día. Cuéntanos cómo te fue la próxima semana.

Ofrenda: 1 Timoteo 2:1 NTV
“En primer lugar, te ruego que ores por todos los seres humanos. Pídele a Dios que los ayude; intercede en su favor, y da gracias por ellos”.
Cada vez que ofrendamos no solo honramos a Dios, sino que tenemos la oportunidad de bendecir a nuestro país. ¡Hagámoslo con alegría!

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: