VENCIENDO A MI ENEMIGO

Base bíblica: Efesios 6:12 (NTV): “Pues no luchamos contra enemigos de carne y hueso, sino contra gobernadores malignos y autoridades del mundo invisible, contra fuerzas poderosas de este mundo tenebroso y contra espíritus malignos de los lugares celestiales”.

Introducción: Todos hemos sentido miedo en algún momento de nuestras vidas, pero debemos recordar que Dios nos ha dado un espíritu de “valentía”. Efesios 6:12 nos habla de que nuestra verdadera lucha es con el diablo y sus demonios, por eso, te invito a que no te escondas más y puedas enfrentarte a ellos, dejar todo temor y ser valiente. El diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar, no puedes permitirle que entre a tu vida; veamos cómo podemos enfrentarlo y vencerlo:

  1. Ora: La oración es una herramienta muy importante, a través de ella nos comunicamos con Dios y podemos recibir fuerzas de él, por medio de ella Dios te puede revelar sus más grandes secretos para que puedas derrotar al enemigo.

 

  1. Ayuna: El ayuno es de gran ayuda para que podamos santificarnos de todo aquello que contamina nuestra vida y nos impide acercarnos a Jesús. Cuando ayunas eres limpio, te das cuenta de que el alimento espiritual es incluso mejor que el alimento físico, a través del ayuno Dios te llenará tanto de su Espíritu Santo que el enemigo y sus demonios te tendrán miedo porque eres un guerrero de

 

  1. Guerra espiritual: Las cosas que queremos obtener primero debemos ganarlas en oración y guerra espiritual. Ora y pelea por tu familia, tus sueños, tus amigos, tu salud, tu país; sabiendo que Dios nos ha dado poder y autoridad sobre el diablo y sus demonios.

 

Conclusión: Sé valiente, el diablo no podrá destruirte si tú no se lo permites. Dios está de tu lado y Él es mucho más grande y poderoso, Él no va a dejarte solo en ningún momento, tú puedes derrotar al enemigo con Su ayuda.

Actividad: Mentor, tómate un tiempo para hacer guerra espiritual con tus discípulos (antes enséñales sobre la armadura de Dios y póngansela).

Ofrenda: Romanos 10:13 (NTV): “Pues todo el que invoque el nombre del Señor será salvo”.

Principio: Demos gracias al Señor, porque ya somos salvos, porque ya fuimos libres de todo juicio y condena del diablo.

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: