Proverbios 9:1 La sabiduría edificó su casa, Labró sus siete columnas. 2 Mató sus víctimas, mezcló su vino, Y puso su mesa. 3 Envió sus criadas; Sobre lo más alto de la ciudad clamó. 4 Dice a cualquier simple: Ven acá. A los faltos de cordura dice: 5 Venid, comed mi pan, Y bebed del vino que yo he mezclado. 6 Dejad las simplezas, y vivid, Y andad por el camino de la inteligencia.

La sabiduría celestial, es la que viene del Padre; la sabiduría humana nos lleva a la necedad y a ser simples.

Santiago 3: 14 Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; 15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica.

Este es el fruto dela sabiduría humana, la cual nos lleva a la perdición.

Pero recuerda que con sabiduría celestial es que se edifica la casa, con el temor de Dios, que es el principio de la sabiduría que las personas se aleja del mal.

Las familias se edifican con sabiduría.

Los hijos se educan y corrigen con sabiduría.

Los negocios se planifican con la sabiduría del cielo.

Las almas se ganan para el reino con sabiduría.

Reflexión: Todos estamos invitados a la mesa del Señor, Dios no hace acepción de personas, él nos ama a todos por igual y nos da las mismas oportunidades, su misericordia es por siempre y para siempre.

Por eso y pensando en esto debemos obrar con sabiduría y pedirle al Señor que no nos falte en ningún momento, pues sin su sabiduría haremos necedades.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos:                             
A %d blogueros les gusta esto: