Isaias 42:6  Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,

7 para que abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel a los presos, y de casas de prisión a los que moran en tinieblas. 8 Yo Jehová; éste es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.

Fui llamado por el Señor para ser luz, no tinieblas.

Fui llamado desde las tinieblas y lleno de luz

Fui justificado en medio de mi pecado para servirle.

Soy nuevo linaje, nación santa.

Fui llamado para mostrar las virtudes de Cristo.

No fui llamado para buscar fama.

No fui llamado para robarme su gloria.

Fui llamado para amar, perdonar, sanar, restaurar y reconciliar.

Hay cristianos que aún no saben para qué fueron llamados y son soberbios orgullosos, altivos y arrogantes.

No fui llamado para seguir en cárcel de prisión o tinieblas

Dios te llamó por su gracia, no por nuestra justicia, sino porque hemos sido justificados por la sangre de Jesucristo.

No tenemos méritos por nosotros mismos.

Nosotros vivimos por fe y esa fe, nos es contada por justicia.

Por esa razón es tan importante tener fe en Dios.

Dios no te llamó para que te sientes en una silla a engordar, para que te rinden pleitesía, nos llamó para ganar las almas, formar discípulos, servirle a él.

Dios nos llamó a todos porque tiene propósito con cada uno.

Reflexion.

Si consideras que eres llamado por Dios, ve y haz lo que el Señor te ha mandado, cumple tu propósito

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: