Texto Base: Génesis 1-4

Actividad inicial: Los participantes hacen una ronda y tu comienzas el juego diciendo: “me voy para Paris y me llevo un…. Perro (por ejemplo, pero puede ser cualquier objeto)” mientras dices la frase hace un gesto muy sutil como tocarte la cabeza o cruzar los brazos o las piernas. El objetivo del juego es que cada persona repita la misma frase con un objeto diferente y solo van contigo los que hagan el mismo gesto. Cada vez que una persona diga la frase tú le debes decir si va o no va contigo, pero no debes decirles cual es la clave del juego, deja que cada participante descubra el secreto.

Introducción
El objetivo del tema es que todos entiendan el propósito de Cristo en el corazón y la vida de cada persona y que éste propósito desde el inicio de la creación ya había sido establecido. Es hermoso saber que sin importar lo que hayas vivido antes y de cuánta oscuridad hubo en tu pasado, la gloria y misericordia de Dios es tan grande que, a través de su hijo, de su ejemplo y su vida todos hoy tenemos la oportunidad de abrir nuestro corazón a su luz y volver a ese inicio, donde Dios vio con agrado la luz y la aparto de la oscuridad, así mismo Dios nos ve a sus hijos y nos quiere apartados de todo lo que nos hace daño.

1. En el principio no había nada. Vr 2 –La vida antes del toque de Dios, no es nada, como si alguien tuviera un pedazo de plastilina y todo fuera desorden. Así como en el origen de la tierra solo había desorden, así mismo ocurre algunas veces con nuestra vida cuando no conocemos a Dios. Llevamos vidas vacías, cuando a pesar de tenerlo todo nada nos satisface completamente porque no tenemos claro ese propósito o ese objetivo con el que fuimos creados.

2. Jesús Dijo: yo soy la Luz del mundo. La Biblia compara el momento en que Dios hace que exista la Luz en la tierra como Cuando conocemos a Cristo y por medio de El al Padre. Así mismo, mediante Jesús nuestra vida pasa de la oscuridad a la luz.

3. Dios aparto su Luz de la oscuridad. Vr 4; 1 Pedro 2:9: Cuando Dios nos llama del mundo lo que Dios hace es apartarnos de la oscuridad y imprimir color a nuestra vida. Para Dios nosotros somos su pueblo escogido, nación santa y apartados para él. Esto quiere decir que Dios lo que hizo fue tomarnos e imprimir luz y color a nuestra vida, ya no vivimos en todo grises sino en todos multicoloridos.

¿Sabías qué?… El libro de Esther no menciona en ninguna parte la palabra «Dios»

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: