Texto Base: Santiago 1:8, Job 22:21-28 Versión NVI.

Propósito: Entender que las emociones por más legitimas que sean no pueden gobernar nuestras vidas.

Desarrollo: Las emociones son reacciones psicofisiológicas que representan modos de adaptación a ciertos estímulos del individuo cuando percibe un objeto, persona, lugar, suceso, o recuerdo importante.

Las emociones nos alteran la atención y hacen subir de rango ciertas conductas en nosotros; por ejemplo, los sentimientos son resultado de las emociones y de estos sí que sentimos en todo momento y se puede decir que en nuestro diario vivir nos movemos por lo que sentimos, pero ¿qué nos dice Dios en su Palabra referente a esto?

Sencillo, nos dice que la persona de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos esto quiere decir, que no terminara nada de lo que alguna vez comenzó; ¿conoces a alguien en esta condición? O probablemente reconoces que podrías estar en viviendo de esta manera y no sabes cómo salir de allí. Hoy es tiempo de cambiar y de tomar decisiones radicales, de hacer los cambios que sean necesarios para que no seamos arrastrados por las corrientes de nuestras emociones pues, el mundo dice que hagamos todo lo que nuestros sentidos nos indican que hagamos sin medir las consecuencias.

Es tiempo de decir ¡no! Tiempo de parar y escuchar la voz de Dios y dejarnos guiar por ella

Conclusión
Necesitamos recibir a Jesús en nuestro corazón desde nuestra juventud y reconocerlo en todos nuestros caminos.

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: