Base Bíblica: Salmos 42:11 (NVI): “¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!”

Introducción: En este mes estaremos hablando de firmeza, y es importante que tengamos en cuenta que a pesar de que las tormentas vengan y los vientos soplen, debemos permanecer firmes en Dios. Así que pon atención a estos pasos:

1.No desfallezcas: A través de nuestra vida van a haber problemas y momentos en los que no sabremos por qué suceden las cosas y pensaremos en renunciar a todo. Pero necesitamos comprender que Dios está presente y tiene el control de lo que sea que estemos pasando, por eso necesitamos seguir y mirar hacia adelante.

2.No pares de alabarlo: Los momentos en los cuales hay una dificultad, son momentos en los que Dios muchas veces nos está probando, y la idea es que aún en medio de esa dificultad sigamos siendo fieles a Él; ¡tranquilos!, muy pronto descubriremos el propósito de las cosas.

3.No te desanimes: Aunque es difícil seguir creyendo y seguir confiando cuando vemos que las cosas no salen bien o que vienen momentos duros, hoy te invito a seguir creyendo y que dejes en los brazos de Papá toda tu angustia y preocupación. ¡Resiste!, pídele a Dios ánimos para seguir, no dejes que esos momentos difíciles te apaguen, no mires los problemas; mejor, imagínate el resultado victorioso que Dios tiene para ti, pero para obtener ese resultado debes seguir confiando.

Conclusión: Cuando venga la ruina, ¡sigue!, cuando todos desobedezcan a Dios, ¡tú sigue!, cuando estés sin fuerzas, ¡sigue!, no pares de creer en Su Palabra, no te rindas; y, además, no pierdas la Fe. No dejes que todas esas dificultades te hagan desfallecer, recuerda que Dios te escogió y que lo hizo porque eres su fiel servidor, así que demuéstrale que lo amas y que, aún en medio del dolor, lo vas a alabar.

Actividad: Tiempo de adoración: mentor, prepare un tiempo donde los niños puedan adorar a Dios, y recibir libertad y fortaleza para sus vidas a pesar de la situación que estén viviendo.

Ofrenda: 2 Timoteo 2:1 (TLA): “Hijo mío, Dios te ama mucho porque has creído en Jesucristo. Pídele fuerzas para soportar cualquier cosa”.

Demos gracias a Dios por su amor y porque de Él viene la fortaleza para seguir luchando cada día, porque Él no nos deja en el suelo, sino que nos levanta para que sigamos adelante.

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: