Gálatas 6:7   

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 

Si queremos ser unos buenos sembradores es necesario que sembremos una buena semilla para nuestro futuro, el de nuestras generaciones y para nuestra vejez, por lo tanto, constantemente debemos estar sembrando amor, justicia y misericordia.  

 Dios demanda de nosotros que nos amemos unos a los otros, sin fijarnos en su posición social, raza, educación, etc. Ama, cualquiera que sea la circunstancia, recuerda que Jesucristo siendo injustamente crucificado pudo decir “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen” ahí en ese momento, sembró para toda la humanidad, el amar y el perdón. 

 La injusticia que hagamos, esa misma recogeremos, hagamos a los demás, lo mismo que quieres que te hagan a ti y a tus hijos. Dios por ser justo, no permite la injusticia. Ser justo significa: no discriminar a nadie, no hacer acepción de personas, no permitir ni aprovecharse de la gente débil, no sembrar discordia, no sembrar murmuración y no sembrar violencia. 

 Debemos sembrar misericordia en los demás, pues esto traerá beneficios ante el Señor, además que lo que hacemos para los demás, en el futuro la gente lo hará por nosotros.  

 Reto del día: Siembre hoy una semilla de amor, justicia y misericordia en tres personas distintas.   

 

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos:                             
A %d blogueros les gusta esto: