RESPLANDECIENDO EN MIS PEORES MOMENTOS

Isaías 60:1-3 (NVI) Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.

Muchas veces hay situaciones que hacen que nos escondamos, nos ocultemos. Israel estaba pasando por algo igual en ese momento, pasaban por circunstancias muy dolorosas y humillantes, parecía no haber esperanza de restauración para los exiliados. Sin embargo, es el mejor momento donde podemos observar el amor que Dios tiene por cada uno de nosotros.

Levántate:
Podemos quedarnos en el suelo, rendidos, derrotados y miles de excusas. Podemos cuestionarnos, igualarnos, pensar en que no somos merecedores de la misericordia de Dios. No importa cuál haya sido el problema que hayas tenido, no importa si caíste, hoy te encuentras con un papá misericordioso que está esperando que te levantes. Hoy es la mejor oportunidad para levantarte, para retomar, para orar, para leer la biblia, para compartir el amor de Dios con otros. Recuerda que al fin y al cabo no eres tú… es Él. Es su amor y está contando contigo.

Dios está en ti:
El versículo 2 de Isaías 60 dice: Porque tinieblas cubrirán la tierra y densa oscuridad los pueblos. Pero sobre ti amanecerá el Señor, y sobre ti aparecerá Su gloria. No importa que esté ocurriendo a tu alrededor, en ti está Dios. Pero no solo está en ti, también está contigo y sobre ti está su gloria. No te descalifiques, eso es lo que quiere el enemigo, que haya pensamientos de inferioridad en ti, para que no descubras el poder que Dios ha depositado en ti. ¡EN TI HAY PODER!

Multiplica el amor en otros:

Quién más que tú mismo que has visto milagros, la manifestación de Dios en repetitivas situaciones y que has vivido en carne propia el perdón de Dios, debería compartir aquel mismo con otros. Como ya recibí, Dios ya me llenó, ahora el reto es multiplicar lo que Dios me ha entregado con otros. El amor todo lo puede, todo lo sufre, todo lo soporta. Imagina multiplicar eso en otros, pues hoy tienes una tarea muy especial.

 

Hoy puedes tomar unos minutos y adorar a Dios, esta vez te recomendamos https://youtu.be/d4NCav4dKf8

 

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: