Texto: Marcos 6:1-6

Objetivo: Entender que cuando permitimos la incredulidad, nuestros corazones se endurecen y es muy difícil que Dios se pueda manifestar milagrosamente en nuestra vida.

Introducción: Este pasaje bíblico nos muestra como Jesús es rechazado en su ciudad natal Nazaret. En lugar de ser recibido como Mesías y Salvador, lo cuestionaron y dudaron de su poder, no confiaron en Él, por el contrario, tuvieron muchas dudas y no le creyeron. El texto narra que el Señor deseaba manifestarse con milagros, pero no pudo por la falta de fe que ellos tenían, no logro hacer muchos milagros por causa de la incredulidad que había en sus corazones. Debemos entender que muchas veces somos nosotros los que limitamos al Señor en nuestras vidas, Dios desea hacer milagros en medio de nosotros, pero por la incredulidad que permitimos en los corazones detenemos la manifestación de su gloria. En el mundo vivimos por lo que vemos, pero en cristo vivimos por lo que creemos (2Corintios 5:7), por tal motivo debemos renovar nuestra mente y poner toda nuestra confianza solo en Jesús para que se pueda manifestar de manera milagrosa y sobrenatural en nosotros.

Si queremos ver milagros en nuestras vidas necesitamos aprender a honrar a Dios y hoy aprenderemos como:

1. Deja el menosprecio

Menospreciar a una persona es no reconocer el valor que tiene y que se merece, o considerarla indigna de estimación. Menospreciamos al Señor cuando en medio de nuestros problemas nos apoyamos en nuestra autosuficiencia, cuando acudimos a otras personas (brujos, amigos) o medios (chance, lotería). Jesús vino a la tierra y se hizo hombre para darnos salvación y para restaurarnos en todas las áreas de nuestra vida, debemos reconocer que Él es el Hijo de Dios, que es nuestro salvador y ayudador, debemos reconocer su obra redentora en la cruz del calvario y darle el lugar que se merece ¡el trono de nuestro corazón!

2. Alejarnos de la murmuración

Murmuramos de alguien cuando sin que la persona se dé cuenta ( a sus espaldas) criticamos, difamamos o desacreditamos lo que ha hecho o lo que está haciendo, por tal motivo para erradicar la murmuración de nuestras vidas, no debemos contarle a los demás lo que nos sucede a manera de queja y mucho menos echarle la culpa a Dios por lo que nos pasa, por el contrario, debemos elogiar, exaltar, alabar al señor por lo que ha hecho, reconocer sus obras y poder.

3. Renunciar a la incredulidad

Una persona es incrédula cuando duda en su corazón o cuando no cree. Generalmente siempre acudimos a alguien cuando creemos que esa persona nos puede ayudar o tiene la solución para nuestros problemas, por tal motivo debemos tomar la decisión personal de ir ante la presencia del señor y reconocerlo como el hijo de Dios, el salvador del mundo y el todo poderoso, creyendo que Él quiere y tiene el poder para solucionar todos nuestros problemas por imposibles que nos parezcan, o así las demás personas nos digan que no hay remedio y que debemos resignarnos.

Conclusión:

Los milagros de Dios en nuestra vida van a ocurrir cuando le damos el lugar a Jesús que se merece, cuando hablamos de sus bondades y maravillas y cuando con todo nuestro corazón creemos que Él quiere y tiene el poder para obrar de manera milagrosa y sobrenatural en nuestras vidas.

Palabra de Ofrenda: Salmos 96:8

Recuerda que estamos en la edificación de la Casa de Dios, en esta etapa juntos construiremos el camino por donde entraremos con nuestra familia a nuestra casa el CIDS.

Es importante tener una meta clara para edificar la entrada de la casa de Dios, ten presente que 1 M2 de adoquín equivale a $55.000 ¿Cuál es tu mejor desafío para el Señor?

 

 Anuncios

  1. Trae tus invitados a las celebraciones del sábado en cada una de las generaciones, 13-17 a las 4 pm y 18+ Jóvenes Adultos a las 7 pm.

2. Recuerda realizar tu equipo de trabajo, donde podrás hacer el seguimiento a tus discípulos (Devocional, Asistencia a Escuela, Asistencia a                  Celebración, Etc.)

3. Vincula a todo tu grupo a una ruta de Salvación, es una oportunidad de acercar a tus discípulos a nuestra poderosa celebración. Pregunta por nuestras rutas de salvación comunícate con nosotros al teléfono 6645000.

Tips de comportamiento en la casa de Dios.

  • Prestemos atención a lo que Dios nos quiere hablar.
  • Cuando lleguemos a la iglesia mostremos respeto por este lugar, es la casa de Dios.
  • No salgamos de la Celebración hasta que termine totalmente.

 

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: