PALABRAS DE BIEN

Cita Bíblica: Éxodo 20:16 (DHH) Introducción: Hemos aprendido que Jesús quiere que hablemos de Él y que nuestra vida muestre a Jesús… Pero hay un elemento más para aprender que tiene que ver con el testimonio, y es el de guardar el testimonio de las personas a nuestro alrededor. Desarrollo del tema: Esto significa evitar que se hable mal de ellos, se digan mentiras de ellos, o se haga algo para perjudicarlos y hacerlos quedar mal frente a otras personas. ¿Cómo podemos hacerlo?

1. Habla sólo lo necesario: Cuando te juntes con tus amigos y alguno empiece a mencionar cosas acerca de uno que no está presente, detén la conversación o apártate de allí. Muchas veces cuando hacemos parte o permitimos que la charla fluya terminamos hablando mal de los demás, y debemos evitar eso.

2. Habla de las cualidades: Siempre resalta las cosas buenas de las personas a tu alrededor, aunque los demás sólo vean las cosas malas. Y si ves que tu amigo tiene una falla háblalo con él personalmente, así le ayudarás a mejorar.

3. Evita hablar cuando estás enojado: Es normal que a veces nos enojemos o entremos en desacuerdo con otros, pero lo mejor es que nos quedemos callados cuando estemos así; porque podemos decir cosas que duelan o lastimen a esa persona; e incluso podríamos hacerlo quedar mal frente a los demás, sólo por estar de malgenio, y luego nos sentiríamos mal por todo lo que dijimos. Conclusión: Usa tu boca para bendecir a las personas a tu alrededor. Y bendice sus vidas ayudándoles a corregir sus errores en lugar de resaltarlos, empezando por ti mismo. Si lo que vas a decir no le ayuda al otro, mejor no digas nada. Siempre busca el bien para los que te rodean. Actividad: Que los integrantes tomen vasos desechables para construir un muro o pirámide con ellos. Pon un tiempo límite, el que más alto llegue ganará.

Conexión con el tema: Así como te esforzaste por construir rápido, sé también el más rápido en hablar bien de otros y en bendecir a otros.

Ofrenda: 2 Corintios 9:11 (NTV): Dios te ha dado muchas cosas para que puedas ayudar a los demás, cuando ofrendas, además de dar gracias a Dios, estás aportando para que muchas personas en la ciudad puedan recibir ayuda y alimentos, ¡Únete!

Alabanza

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: