Base Bíblica: 1 Corintios 12:27 NTV
“Todos ustedes en conjunto son el cuerpo de Cristo, y cada uno de ustedes es parte de ese cuerpo”.

Introducción: ¡Seguimos hablando de Unidad!; ¿Alguna vez has pensado que lo haces no es importante, o has sentido que puedes hacer las cosas solo y no necesitas a nadie? Ok, ¡Presta atención!

1. Somos de Cristo: Todos los que hemos decidido entregar nuestra vida a Jesús, y hacernos sus amigos, le pertenecemos a Él. Eso significa que vivimos para Él y que estamos comprometidos a hacer lo que podamos para que todas las personas del mundo puedan conocerlo.

2. Somos partes: ¿Alguna vez has visto un pie solo andando por ahí, o que un ojo pueda escuchar y hablar?, no, ¿verdad?; de la misma manera, cada uno de nosotros es solo una parte del cuerpo de Jesús; y así como las manos necesitan a los dedos, nosotros nos necesitamos unos a otros para poder funcionar y estar bien.

3. Somos útiles: Todos, con nuestros dones y talentos, podemos hacer mucho. No importa si no eres experto o si ves que otros hacen cosas diferentes. Usa eso en lo que eres bueno o que te gusta para que otros lo puedan conocer, ¡Por algo Dios te lo dio a ti y no a nadie más!; es más, así como cuidamos mucho las partes de nuestro cuerpo que son débiles, si vemos que alguno de nosotros está débil, debemos cuidarlo, y juntos ¡Ni siquiera nuestras debilidades nos impiden ser útiles!

Conclusión: Todos somos de Cristo, todos somos partes de un mismo cuerpo, todos somos útiles y entre todos nos necesitamos para hacer la voluntad de Dios. ¡Dios no quiere que estemos solos!, ¡Aprovechemos a las personas que están a nuestro alrededor!

Actividad: Los niños deberán contar una historia entre todos. Cada uno dirá una frase, por turnos, y así irán contando la historia. Al terminar, reflexionar en que, así como la historia no podía ser completada sin el trabajo de todos, no podemos hacer que toda la tierra conozca a Jesús si no trabajamos juntos para eso.

Ofrenda:  “El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi salvador; mi Dios es mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar seguro”.  Salmos 18:2 NTV Demos gracias a Papá Dios, porque Él siempre cuida de nosotros.

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: