Texto Base: Juan 17:15-17

Propósito: Que cada invitado entienda que, si bien hacemos parte del mundo, Dios quiere que no participemos de sus deleites (hechos, acciones, etc).

1. Somos parte de una sociedad en la que se mueven las modas, las tendencias, los parches y éstas nos absorben cada día. Dios es consciente del mundo en el cual vivimos, pero por medio del ejemplo de vida de su hijo Jesús hemos visto que se puede ser diferente sin participar de las cosas «agradables» a nuestra carne como la inmundicia, los vicios y las adicciones.

2. Hay quienes se comportan como zombies y andan por la vida como entes ¿Los has visto? Parece que van por la vida sin destino, pero también existimos aquellos que somos extraterrestres ¡Si así es! Estamos en este mundo, pero no somos parte de él, porque determinamos vivir de una manera sobrenatural haciendo cosas sobrenaturales (guardamos nuestra sexualidad para el matrimonio, no consumimos alucinógenos para estar full HD, nuestro gozo no está en rumbas, etc.) cosas anormales para muchos, pero agradables para el Dios sobrenatural al cual servimos.

3. Jesús realizó esta oración porque era consciente de los placeres del mundo y lo débiles que somos cuando estamos en la carne. Nuestra vida debe estar sujeta a Dios por medio de su palabra, aunque para muchos la biblia es cosa de locos, pero para aquellos que entienden el propósito de sus vidas es el manual que contiene los secretos para ser exitosos. Es el tiempo para que seamos parte de aquellos que marcan la diferencia y se determinan a ser parte de una generación extraterrestre.

Conclusión: Dale la oportunidad a Dios de obrar en tu vida, ¡deja de ser un zombie y entra a hacer parte del grupo de jóvenes que marcan la diferencia! No vivas más conforme a este mundo, determínate a vivir conforme al propósito de Dios.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: