Lo bueno nadie te lo quita

Base bíblica: Lucas 10:38-42 RVR1960

Objetivo: Entender que la decisión más importante que podemos tomar en nuestra vida es recibir a Jesús y permanecer siempre a su lado.

Actividad introductoria: Apreciado mentor, pida a los asistentes que digan cuál es la posesión que más aprecian y que pasaría si alguien quisiera dañarlo, o que harían si vieran a alguien sospechoso con deseos de robárselo.

Introducción:  Dios es el creador de todo cuanto existe (el universo o cosmos) y lo ordenó todo de tal manera para que permanezca en armonía. Pero necesitaba de alguien que se hiciera cargo de su creación para que la gobernara y lo hiciera producir y fue allí cuando creo al hombre (varón y hembra) conforme a su imagen y semejanza.

¿Pero qué significa esto? Quiere decir que Dios nos creó con todos los atributos para vivir una vida en plenitud; pero como consecuencia del pecado el hombre fue expulsado del paraíso y separado de Dios. Pero este no es el fin de la historia, nuestro padre Dios lleno de amor y misericordia diseñó un plan maravilloso para que toda la humanidad no viviera en estado de esclavitud, pobreza, decaimiento moral,  para que al morir no se pierda su alma, envió a Su único hijo Jesucristo a la tierra, para que solo a través del Él pudiéramos ser perdonados, restaurados en nuestro propósito original y disfrutar de la eternidad a su lado.

Es por este motivo que cuando una persona toma la decisión de abrirle la puerta de su corazón a Jesús y lo deja entrar, recibe el regalo más valioso, poderoso y hermoso que alguien pueda recibir “la vida eterna” y también para que a través de una vida de obediencia a Su palabra pueda vivir en prosperidad, plenitud y gozo aquí en la tierra.

Desarrollo del tema: La buena parte que Dios nos ha prometido nadie nos lo podrá quitar si:

1. Recibimos a Jesús
“Aconteció que, yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa”. – Lucas 10:38

Martha comprendió lo importante que era recibir a Jesús en su casa y por eso le abrió la puerta. De la misma manera, hoy debemos ser conscientes de la importancia de abrirle la puerta de nuestro corazón a Jesús y pedirle que entre en nuestras vidas. Jesús solo entra si alguien de manera personal lo invita, ya que Él es un caballero y nunca entrará a ningún corazón de manera atrevida. Debemos tener en cuenta que esta invitación es determinante para nuestra eternidad y restauración, porque nos hace merecedores de la salvación y de Su bendición sobrenatural.

2. Aprovechamos Su presencia
“Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra”.Lucas 10:39.

María la hermana de Marta, entendió que la presencia de Jesús en su casa era una gran oportunidad y no la iba a desaprovechar, ella sabía lo relevante que era estar al lado del salvador del mundo, por eso no se conformó con que simplemente estuviera en su casa, sino que dedicó tiempo para descansar “a sus pies” escuchar y aprender de sus enseñanzas. Cuando invertimos nuestro tiempo para conocer a Jesús, nos convertimos en testimonios vivos de lo que el Señor puede hacer en una persona. Él nos perdona, instruye, levanta y nos hace nuevas personas, convirtiéndonos en referentes de amor y transformación para los demás.

3. Escogemos la buena parte
“Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada”. -Lucas 10:40-42

Si bien es cierto que el milagro de la salvación es lo más importante para nuestras vidas, el Señor nos llama para que disfrutemos del Reino de los cielos aquí en la tierra, pero cuando nos ocupamos tanto en los quehaceres y las preocupaciones del día a día, terminamos turbados, afanados y llenos de amargura, buscando y tratando de alcanzar en otras partes o a través de otras personas lo que el Señor ya tiene preparado para nosotros, desperdiciando la oportunidad que Él nos da para encontrar el propósito que tiene para nuestras vidas y así poder disfrutar a plenitud nuestra existencia.

Debemos entender que cuando alcanzamos lo que el Señor ha diseñado para nosotros a través de Jesús, nadie podrá quitárnoslo.

Conclusión: Lo que aprendemos en la palabra del Señor, es un gran tesoro que nadie nos podrá arrebatar. Es allí donde el Señor nos enseña los secretos para contar con Su respaldo y guía, que es lo único que nos garantiza una vida en bendición y en victoria para una eternidad a su lado.

Desafío semanal: Apartar durante toda la semana un tiempo en la mañana para leer y meditar la palabra del Señor y durante el resto del día poner en práctica lo aprendido (hacer seguimiento al desafío anterior).

Ofrenda: “Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos. Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos. Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu glorioso nombre”. -1 Crónicas 29:11-13

Una persona que entiende que lo mejor que tiene es a Jesús en su corazón, reconoce que todo lo que tiene es Él quien se lo ha dado y siempre escoge darle la mejor parte en señal de gratitud y honra.

TOMA LA DECISIÓN DE CONECTAR COMO MÍNIMO 10 FAMILIAS A LAS CELEBRACIONES DEL FIN DE SEMANA

Orientaciones generales
Sábados- celebraciones para jóvenes:
Generación 13-17 a las 4:00pm
Jóvenes /adultos a las 7:00pm

Domingo- celebraciones para la familia:
8:00am – 10:30am y 2:00pm – 4:30pm

🌐www.misionpaz.org
🔴YouTube: Misión Paz TV
🔵Facebook: Mision Paz iglesia
📲Descarga gratis nuestra aplicación móvil Misión Paz en Apple y Play Store y disfruta nuestra transmisión y de más contenido en tu celular.

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: