Base bíblica: Salmos 62:5 (NTV): “Que todo mi ser espere en silencio delante de Dios, porque en Él está mi esperanza”.

Introducción: ¿Qué tal si hoy agradecemos por tener un Dios en quien podemos confiar? A veces podemos estar afanados o preocupados por muchas cosas, pero no podemos olvidarnos de que Dios tiene las mejores ideas para cada situación y las mejores soluciones para cada problema. Sin duda, en Dios podemos confiar, pues Él no nos fallará nunca.

1. Espera: Pon tus necesidades y las cosas que te preocupan en las manos de Dios, ora y pídele que tome el control. ¿Y luego? sólo espera a que Él actúe. Claro que puedes seguir orando y pidiendo por eso, pero asegúrate de tener ese nivel de fe que te permita esperar a que Él haga lo que va a hacer ¡Te aseguro que será mucho más grande de lo que imaginas!

2. No hables: No trates de decirle a Dios lo que debe hacer, ni busques darle una guía para que te ayude. Confiar en Él también implica que no pretendamos tener el control de todo, sino que se lo dejamos a Él. Escuchemos a Dios igual o más de lo que le hablamos nosotros, pues Él tiene las respuestas correctas.

3. Alimenta tu fe: Los dos pasos anteriores no podrán realizarse si no tenemos fe y mucho menos si dejamos de alimentarla ¡Sí, alimentarla! Para tener una fe que nos permita confiarle al Señor TODO sin afanarnos ni hablar de más, necesitamos permanecer cerca de Su Palabra y aprovechar cualquier fuente que nos acerque a Él. Lee la Biblia, conéctate con el Señor, ora, cántale, adóralo, ¡No dejes que tu fe muera! ¡En Él está tu esperanza!

Conclusión: Tenemos un Dios que no falla, sólo tenemos que aprender a confiar en Él. Cuando confiamos tanto en Dios empezamos a dar gracias hasta por lo que no entendemos. ¡Él es nuestro refugio más seguro!

Actividad: Toma un momento para hablar con Jesús, cuéntale sobre todo lo que te ha estado preocupando, y disfruta de Su paz.

Ofrenda: 1 Tesalonicenses 5:16-18 (NTV): “Estén siempre alegres. Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús”. Con nuestra ofrenda, mostremos nuestra confianza y gratitud hacia Dios.

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: