Base Bíblica: 1Pedro 2:9. RV/1960.

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”

Objetivo: Entender que Dios quiere que aceptemos Su llamado, para que con nuestras vidas impactemos de forma positiva todo nuestro entorno.

Actividad Introductoria: Apreciado mentor pida a los asistentes que digan que planes se habían propuesto para este 2020; luego pida que cuenten si esos planes han cambiado, o si los han podido alcanzar, teniendo en cuenta lo que nos está sucediendo por cauda de la cuarentena del COVID-19.

Introducción: Es increíble ver la cantidad de noticias que pasan a diario sobre las consecuencias que está acarreando el covid-19 a nivel mundial sobre, la salud, la economía, los colegios, universidades, el deporte, la movilidad y hasta en la manera que debemos relacionarnos con los demás. Todo lo que se había planeado para este año 2020 a quedado en un segundo plano; las personas, los empresarios y gobernantes de los países ya no están buscando alcanzar las metas y planes propuestos, la prioridad ahora es buscar soluciones para salir de la crisis. En estos momentos de incertidumbre nos queda claro que el único que nos puede ayudar es Dios y que debemos someternos bajo su autoridad y aceptar que los planes que Él tiene para nosotros están por encima de lo que queremos y deseemos, así lo hayamos planeado y presupuestado con anterioridad.

Desarrollo del tema:

1.Renunciar a las excusas: Por naturaleza los seres humanos tenemos tendencia a resistir y rechazar los cambios; también, tenemos un fuerte temor por aceptar lo desconocido, además se tiende a rechazar y/o a sacar excusas para no aceptar o comprometerse con lo que nos saca de nuestro estado de confort; es por este motivo que muchas personas no llegan a tener una buena relación personal con Dios y no logran conocerlo muy bien y tienden a rechazarlo o a ignorarlo; otros, aunque han tenido un encuentro personal con Dios no se determinan a entregarle por completo el gobierno de sus vidas y sacan miles de excusas para no asistir al grupo de paz, a las celebraciones del fin de semana, a la escuela de liderazgo, etc. La verdad es que no hay un lugar en la tierra donde podamos escapar de Dios y tampoco habrá un sitio donde vayamos que no nos hablen de Él. Cuando nos resistimos y rechazamos el llamado que Dios nos hace, se pierde el valor y el sentido de vivir, consumiéndonos en amargura, desespero, ansiedad y muchas penalidades más. Dios siempre nos llama para restaurarnos, para mostrarnos el valor y propósito que tiene para cada uno de nosotros. (Leer Juan15:16)

2.Aceptar Su llamado: Dios es tan respetuoso y lleno de amor que a pesar de que le pertenecemos porque Él es nuestro creador y porque Su único hijo Jesucristo pago con Su sangre por nosotros en la cruz del calvario para librarnos del pecado (adquiriendo un derecho sobre nuestras vidas) nos da la libertad de decidir si aceptamos Su llamado o no. Debemos entender que Jesús solo entra en las personas que de manera personal y voluntaria le abren la puerta de su corazón; es allí cuando se experimenta el verdadero amor y empieza la transformación de nuestras vidas; pero cuando una persona toma la decisión de no recibir o no comprometerse con el Señor, prefiriendo seguir una vida dando rienda suelta a sus deseos y placeres, se está rechazando el propósito del Señor, acarreando grandes consecuencias negativas para su vida. Y tú ¿Qué decisión vas a tomar? (Leer apocalipsis 3:20)

3.Cumplir con Su propósito: Solo Dios tiene el poder para transformar nuestras vidas y para darnos en abundancia todo lo que necesitamos para que en nuestra vida haya plenitud. Dios siempre quiere darnos lo mejor, Su deseo es que seamos bendecidos en todas las áreas de nuestra vida, tanto para que llevemos una vida digna, como para que ayudemos a quienes lo necesitan; por esta razón, debemos estar dispuestos a cumplir con Su propósito (llevar Su mensaje de amor y salvación), ya que esto nos garantiza que Dios convertirá cualquier adversidad que estemos pasando en bendición y nos convertirá en fuente de transformación. (Efesios 2:10)

Conclusión: Dios está esperando que nos acerquemos a Él de manera real y genuina y que le entreguemos el gobierno de nuestras vidas; ya que de esta manera seremos transformados y el Señor nos convertirá en fuente de bendición para nuestras vidas, familias y para las naciones de la tierra.

Desafío semanal: Reflexionar y hacer un listado de todas las cosas que están evitando que verdaderamente le entregue el gobierno de sus vidas al Señor, en oración renunciar a ellas y tomar como mínimo 3 acciones que den testimonio de cambio (Hacer seguimiento al desafío anterior).

Ofrenda: 2 Crónicas 29:14. “Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos”

Debemos reconocer y aceptar que Dios es nuestro único y suficiente proveedor y tomar la decisión de honrarlo con nuestras ofrendas, ya que de esta manera Dios se podrá manifestar de manera poderosa en nuestras finanzas.

CONECTA COMO MÍNIMO 10 FAMILIAS A LAS CELEBRACIONES EL FIN DE SEMANA

ORIENTACIONES GENERALES Sábado: Celebraciones para jóvenes: Generación 13-17. Hora 4:00pm – Jóvenes/Adultos. Hora 7:00pm Domingo: Celebraciones para la familia: Horario. 7:00am-9:15am-11:30am-2:30pm(KIDS) – 4:00pm

🖥www.misionpaz.org

📱Youtube: Misión Paz Tv

💻Facebook: @misionpaziglesia

📲Descarga gratis nuestra app Misión Paz en apple y play store y disfruta nuestra transmisión y más contenido en tu celular.

 

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: