Propósito: Mostrar como Dios obra con aquellos que se determinan vivir para Él y mostrar su glorioso poder actuando a favor de quienes creen en su respaldo.

Texto Base: Daniel 6:16-23

Daniel fue un joven increíble, paso por una cantidad de pruebas inexplicables. De seguro quien escuche este relato de la Biblia creerá que es una historia sacada de un comic; pero no es así este joven tuvo la convicción de demostrar a que Dios le servía. Es muy común encontrarnos con personas incrédulas, que cada día tratan de desvirtuar la existencia de Dios buscando opacar la fe de quienes si creen. Daniel asumió el desafío de mostrar que su Dios era tan real como cualquiera de los que se habían juntado para hacerle daño. Su valentía lo llevó a vivir una prueba muy difícil, encerrado en una fosa y rodeado por leones hambrientos ¿humanamente crees que habría posibilidad de sobrevivir a esta prueba?

Al pasar los minutos, las horas el rey se percató del poder de Dios al librar a Daniel de estos feroces animales. Fue tal el poder de Dios en ese lugar que el rey proclamo que el Dios de Daniel era el único y verdadero Dios.

Conclusión: Al recibir a Jesús en nuestros corazones le estamos permitiendo obrar sus milagros en nosotros, haciendo notorio su poder. Este mundo necesita de más jóvenes valientes como Daniel que van en contra de la incredulidad y están dispuestos a demostrar que contamos con un Dios real que puede hacer que lo imposible sea posible. Lleva a cada participante a recibir a Jesús en sus corazones, háblales brevemente de tu testimonio de vida.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: