Mateo 11:29 RVR 
“Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas”

Jesús nos dice que aprendamos de Él para ser humildes, pero ¿Qué significa ser humilde? La humildad es la actitud que reflejamos cuando no presumimos de nuestros logros, cuando reconocemos nuestros fracasos y debilidades y cuando actuamos sin orgullo. Consiste en ser conscientes de nuestras limitaciones e insuficiencias y actuar en consecuencia. Cuando somos humildes vemos las cosas como son, lo bueno como bueno, lo malo como malo. Por eso al actuar con humildad somos dignos de confianza, flexibles y adaptables, capaces de escuchar y aceptar a los demás, de dejar hacer y dejar ser.

Desarrollando humildad en nuestras vidas podemos adaptarnos a todos los ambientes por negativos que estos sean, teniendo la posibilidad de crear un ambiente cordial y confortable. Al aceptar nuestros defectos y reconocer las virtudes de los otros, comprendemos que sumando nuestras virtudes, podemos corregir juntos nuestros defectos.
De nada sirve ser humilde solo para que lo vean los demás, si en verdad mis pensamientos y mi corazón están lejos de ella. Solo el que es verdaderamente humilde es capaz de apreciar digna y noblemente las cualidades, ventajas y triunfos de los demás.

Oración: Señor ayúdanos reconocer que muchas cosas en nuestras vidas deben ser cambiadas, que debemos ser humildes, para darle más valor y sentido a nuestra vida.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: