Salmos 65:1-5: “Tuya es la alabanza en Sion, oh Dios, Y a ti se pagarán los votos. Tú oyes la oración; A ti vendrá toda carne. Las iniquidades prevalecen contra mí; Mas nuestras rebeliones tú las perdonarás. Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeres a ti, Para que habite en tus atrios; Seremos saciados del bien de tu casa, De tu santo templo. Con tremendas cosas nos responderás tú en justicia, Oh Dios de nuestra salvación, Esperanza de todos los términos de la tierra, Y de los más remotos confines del mar.”

Reflexiona: Dios Conoce cada adversidad y tentación que viene sobre nuestras vidas, y aunque a veces no somos sabios para responder a estás y cometemos errores, Su Amor inefable nos perdona cuando aceptamos que fallamos y necesitamos más de el.

A. Bienaventurado soy

Debemos darnos cuenta la magnitud del privilegio qué Dios nos Da, al ser escogidos por el y qué atrayéndonos deposite Fe, Unción y entre tantas virtudes para manifestar su amor y poder aquí en la tierra y que así cómo nosotros muchos más sean saciados del bien de su casa.

B. Adquiere su Manera de ver las cosas

Tan maravilloso es Nuestro padre, que siempre nos enseña algo llevando a lo más alto su amor y su fe, dice qué nos responderá con justicia dándonos la victoria prometiendo ser esperanza, aun recalcando los confines del mar,

Muestra de cómo su poder sobrepasa cualquier imposible del hombre.

El desafío para hoy es: acercarme a Dios con un corazón humilde, reconociendo su poder y CONFIANDO en sus promesas, sabiendo que para él no hay ningún imposible y que la unción qué el me da Y el ejemplo de su fe es para manifestar su poderío al mundo.

¡Padre reconozco qué dependo de ti y Qué he sido escogido y atraído por ti, guíame enséñame a poner tú palabra por obra!

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos:                             
A %d blogueros les gusta esto: