2 Corintios 5:7 (NTV)

Introducción: ¿Qué clase de creyentes seríamos si sólo creemos en lo que podemos ver? ¿Acaso eso sería Fe verdadera? ¿Esa será la Fe verdadera que Dios nos quiere entregar? Necesitamos aprender a vivir POR fe, no por vista. Necesitamos aprender a vivir soñando, ¡creyendo lo imposible!, contagiando al mundo con nuestra Fe en un Dios que NADA le queda grande.

¿Cómo hago para vivir por Fe?

  1. ENFÓCATE EN JESÚS

Cuando Jesús se convierte en el enfoque principal, cuando es Él quien es la persona más importante en nuestra vida, cuando lo buscamos a Él como nuestro amigo y confiamos en Él, sabemos que, aunque no podamos verle, Él está ahí, y siempre va a estar ahí. Aprendemos a creer en Su Palabra y en Sus promesas, en que se cumplirán, aunque no lo podamos ver YA.

Cuando nos enfocamos en Jesús, aprendemos a ver como Jesús ve, y esa es la clave para vivir por Fe.

  1. ACTÚA

Actúa conforme a esa Fe enorme que tienes cuando te enfocas en Jesús y en la Palabra de Dios, sé obediente, sé paciente; has lo que sea que debas hacer para demostrarle a Dios que confías en Él, si tienes que estar quieto y esperar hazlo, si tiene que moverte para así recibir sus promesas, ¡hazlo también!

Presta atención a lo que Dios te pide que hagas, y hazlo sin temor, no dejes que tu Fe se desvanezca.

DEJA QUE DIOS SEA QUIEN GUÍE TU VIDA, PERO MANTENTE DISPUESTO A HACER LO QUE SEA QUE ÉL TE PIDA. Él es bueno, Él sabe lo que es mejor para ti.

Actividad: Esconde dulces en el lugar donde haces el grupo de paz, deja que los niños los busquen hasta encontrarlos, que aprendan a no perder la Fe cuando no encuentran las cosas fácilmente, y que disfruten de la bendición de perseverar y actuar conforme a esa Fe inquebrantable que están desarrollando.

Prepara la historia de un Héroe de la Fe y compártela con los niños.

Ofrenda: ¿Crees en Dios como para entregarle tu dinero? Él puede abrir puertas que nadie puede cerrar, y puede hacer cosas que nadie más podrá hacer nunca. Darle a Él siempre es recibir de sus bendiciones luego. ¡A Él le encanta bendecirnos, porque nos ama!

Conclusión: Aquellos que viven por Fe, ¡viven una vida sobrenatural!, mira a Daniel, José, Abraham, y todos esos héroes de la Fe que nos habla hebreos 11, hemos aprendido que vivir por Fe no es sólo decir que tenemos Fe, es llevarla a la práctica también, se trata de en serio vivir para Jesús, creyendo cada cosa que nos dice y haciendo cada cosa que nos pide confiando en que Él es fiel para cumplir sus promesas, y que nunca nos dejará. Vivir por Fe es un reto, y sólo los valientes lo aceptan.

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz a la Naciones.
Subir
Encuéntranos:                        
A %d blogueros les gusta esto: