INTRODUCCIÓN: Hemos escucha la historia del rey David en muchas ocasiones, fue quien venció a Goliat, quien disfrutaba la presencia de Dios danzando, el que escribió Salmos, entre otras cosas más que hizo, pero ¿quién fue David antes de convertirse en rey?

1 Samuel 16:7-12 “Y Samuel dijo a Isaí: ¿Son éstos todos tus hijos? Y él respondió: Aún queda el menor, que está apacentando las ovejas. Y envió por él y lo hizo entrar. Era rubio, de ojos hermosos y bien parecidos. Y el Señor dijo: Levántate, úngele; porque éste es. Entonces Samuel tomó el cuerno de aceite y lo ungió en medio de sus hermanos; y el Espíritu del Señor vino poderosamente sobre David desde aquel día en adelante.”

  1. DIOS NO SE FIJA EN EL CORAZÓN

Pero el Señor dijo a Samuel: No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, porque lo he desechado; pues Dios ve no como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón. (1 Samuel 16:7)

Dios se fija en las intenciones, la motivación y la razón de palpitar de tu corazón, es decir el por qué vives; que tu corazón tenga siempre el deseo de hacer la voluntad de Dios y cumplir el propósito que él tiene para tu vida.

  1. QUE EL PRIMER LUGAR EN TU VIDA LO OCUPE DIOS

El corazón de David era diferente al de sus hermanos, por eso aunque era el menor de todos, Dios lo eligió para ser rey pues Dios ocupaba el primer lugar en todo lo que hacía, por lo tanto David halló gracia delante de los ojos de Él y los hombres y también obtuvo la victoria gracias al respaldo de Dios en cada batalla

“Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.” (1 Samuel 17:45)

  1. SÉ FIEL Y DIOS TE ASCENDERÁ

Para honra de Dios, David condujo a Israel a la victoria en muchas batallas. Su fidelidad hizo que Jonatán, príncipe heredero, lo ayudara a ascender al trono en su lugar. En el transcurso de nuestra vida Dios nos permite vivir en una condición e incluso pasar por diversas situaciones que nos capacitan para el cumplimiento de su propósito en nuestra vida

David era un pastor de ovejas “dirigía, cuidaba, protegía las ovejas” era temerario; mató un oso, un león sólo por sus ovejas luego se transformó en rey de Israel “dirigía, cuidaba y protegía a Israel” era temerario, mató a Goliat y Para honra de Dios, David condujo a Israel a la victoria en muchas batallas

CONCLUSIÓN: Tu vida está en transformación por lo que estas pasando o la situación en la que estás viviendo es solo la capacitación para lo que Dios tiene preparado para ti sí eres fiel

OFRENDA: Proverbios 18:1

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz a la Naciones.
Subir
Encuéntranos:                        
A %d blogueros les gusta esto: