Base bíblica:  Josué 1:7 (NTV)

Introducción: Los desafíos son retos y acciones riesgosas y peligrosas a las que una persona se enfrenta en momentos determinados, casi siempre, cuando están a punto de recibir una gran bendición… sólo deben superar el desafío.

Josué tenía un desafío muy grande que consistía en seguir el legado de su líder Moisés, en el que debía llevar al pueblo de Dios a la tierra prometida y guiarlos en el proceso; este desafío lo iba a llevar a una meta mucho más grande, pero, para superarlo debía cumplir con 3 condiciones súper importantes en la vida de todo hijo de Dios:

  1. SER FUERTE Y VALIENTE:

Pero en la fuerza y el poder del Espíritu Santo, esto, lo lograría si cumplía con la condición número 2:

  1. OBEDIENCIA A LAS INSTRUCCIONES DE DIOS:

Las cuales están en su palabra y en los principios celestiales que ahí se establecen. Pero, además:

  1. NECESITAMOS PERMANENCIA:

En el camino que Dios ha trazado para nosotros y cuyo espíritu quiere enseñarnos cada día.

Después de ser fuertes y valientes y obedecer nos queda permanecer así, cada día de nuestra vida. Para tener un Espíritu fuerte que permanezca en la presencia de Dios y en su propósito. Con todo esto, tenemos un gran resultado: ¡DISFRUTAR LA BENDICIÓN DE DIOS! Y estar agradecidos con Él por eso.

 

Ofrenda: ¿Podrías darle honra en este momento a Él con tu ofrenda?… Honremos a aquel que nos desafía a ser mejores ¡Para alcanzar sus promesas eternas!

¡RECUERDA QUE SI CREEMOS, VEREMOS LA GLORIA DE DIOS!

 ACTIVIDAD: Decora el lugar como si fuera un desafío (tipo yincana), ponles retos que deban cumplir y dales un premio si los superan

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz a la Naciones.
Subir
Encuéntranos:                        
A %d blogueros les gusta esto: