Juan 11:40 (RVR 1960): “Jesús respondió: – ¿No te dije que, si crees, verás la gloria de Dios?”

Introducción: ¿Qué son los sueños?

Las hermanas de Lázaro, Marta y María, soñaban con que su hermano tuviera vida de nuevo, ellas anhelaban ver a su hermano de nuevo aquí, junto con ellas. ¡Pero qué imposible podría llegar a ser eso! Jesús fue llamado antes de la muerte de Lázaro, y llegó 4 días después de la muerte de Lázaro, lo primero que dijo fue que removieran la piedra de la tumba donde estaba, luego Marta le comunica la situación y un poco de sus dudas… Y ahí es donde Jesús responde: “¿No te he dicho que, si crees, verás la gloria de Dios?”

Muchas veces, creemos que nuestros sueños no tienen sentido, porque a los ojos de los demás, son “imposibles”, pero, hoy Dios nos dice “Si tú crees en mí, verás mi gloria” y eso sí que tiene mucho sentido, ¿acaso no es mejor sólo dejar que Él se encargue, y creer en Él?

  1. PÍDELE A DIOS FE:

De seguro tienes un sueño, una meta, un anhelo, que te ha dado miedo o pena compartir, porque no sabes qué piensen tus amigos o familiares, te da miedo que te digan que jamás podrás lograrlo… Si alguna vez tú mismo creíste que no lo lograrías jamás, y dudaste, pídele a Dios que te de la Fe que necesitas para ver su gloria, en ese sueño que parece imposible.

  1. MUEVE LA PIEDRA:

Listo ya, conseguimos la Fe que necesitábamos, recordemos que Jesús pidió a algunos hombres que removieran la piedra de la tumba, y, esto también debemos hacerlo nosotros cuando tengamos esa fuerte Fe, MUEVE LA PIEDRA QUE IMPIDE QUE EL SUEÑO SE HAGA REALIDAD, sino sabes cuál es, pregúntale a Dios cuál es, y examínate, piensa qué es eso que has dejado que se ponga entre tú y tu sueño, y muévelo, sácalo y échalo fuera. Porque si Dios te dijo que puedes creer en Él y verías su gloria, NADA NI NADIE podrán evitar que eso pase.

  1. DESCANSA EN DIOS:

Disfruta de lo que Dios hará, tú ya hiciste tu parte, deja que Dios haga la suya, tú permanece confiando en Él, y no dejando que las piedras vuelvan a tapar lo que Dios quiere hacer. Confía en que Él sabe lo que es mejor para ti.

Actividad: Escribe en una hoja los sueños más locos que se te ocurran, ora por ellos, pégalos en tu cuarto, y ora por ellos cada día, cree en Dios, cree en Su propósito para ti y mira Su gloria moviéndose sobre cada uno de esos sueños, cada día de tu vida.

Conclusión: Debemos aprender a confiar más en Dios, a depender de Él, aunque a los demás les parezca bobada, ¡no hay cosa que Dios no pueda hacer! Y, si hay un sueño lleno de locura en tu corazón es porque Dios lo puso ahí, y te ayudará a hacerlo realidad, para que cumplas tú propósito.

Ofrenda: Has una entrega a Dios, y que sea una señal de que crees en Él, para cumplir esos sueños que no tienen límites.

Canción: Quiero verte – Planetshakers

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz a la Naciones.
Subir
Encuéntranos:                        
A %d blogueros les gusta esto: