Propósito: Entender que cuando recibimos a Jesús en nuestro corazón somos llenos por el poder del Espíritu Santo.

Texto Base: Hechos 1:8  

¿Deseas poder? No existe ningún ser humano que evite querer tener o poseer poder, ya sea a través del dinero, de un alto cargo ejecutivo en una multinacional, siendo algún político de turno en la ciudad o en la nación, o talvez un poco más atrevidos haciendo lo ilícito, ¿en qué punto de estos te encuentras?

Como jóvenes el poder nos atrae, pero lo realmente importante es saber para qué quiero poder y definir qué quiero hacer con él.

En este pasaje bíblico vemos que el deseo de Dios es llenarnos del verdadero poder, de su Espíritu Santo para que podamos actuar y movernos de acuerdo a su voluntad; ese poder es para que venzas las tentaciones del mundo, para vencer las drogas, el temor y la baja autoestima, las traiciones y los desengaños, poder para tomar sabias decisiones y vivir una vida exitosa, es decir una vida Incontenible.

Conclusión.

El Espíritu Santo nos capacita, nos enseña y nos da todas las herramientas necesarias que necesitamos y usaremos a lo largo de nuestras vidas.

Estamos edificando casa para Dios (CIDS) ¡una realidad!

 

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz a la Naciones.
Subir
Encuéntranos:                        
A %d blogueros les gusta esto: