Familias edificadas en el respeto a Dios

  • Domingo 07 de febrero

“Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.” Génesis 7:1

Dios quiere bendecirnos de manera sobrenatural y la forma en que podemos obtener sus grandes bendiciones, es garantizando que Su presencia este en cada uno de nosotros y dentro de nuestros hogares, ya que, al hacerlo, le estamos dando el primer lugar en nuestras vidas y estamos consagrando todo lo que tenemos a Él (nuestra vida, nuestra familia, nuestro trabajo, nuestro estudio, nuestras finanzas, etc.)

 

  • Lunes 08 de febrero

“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.”  Jeremías 29: 11-13

Dios no solo quiere suplir nuestras necesidades Él nos quiere sorprender dándonos mucho más allá de lo que pedimos o entendemos; pero para poder obtener esta bendición tan grande, tenemos que tomar la decisión de confiar plenamente en Dios y obedecer los principios que nos dejó en Su palabra.

 

  • Martes 09 de febrero

“Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” Josué 24:15

La bendición de Dios dentro de una casa es uno de los elementos más importantes que el Señor nos puede dar, pues garantiza el bienestar integral (salud, paz, amor, provisión, unidad, protección, etc.) en todos los miembros de nuestra familia. No podemos dejar pasar la oportunidad que Dios nos brinda de hacer reposar Su bendición sobrenatural en nuestros hogares, alejándonos del pecado y compartiendo de Su amor a los demás.

 

  • Miércoles 10 de febrero

“Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.”  Santiago 2: 15-17

El verdadero amor se prueba en medio de la crisis. El amor se hace evidente cuando se está dispuesto a amar a pesar del dolor o del sacrificio que hay que realizar. Cuando estamos dispuestos a compartir lo que tenemos con las demás personas, cuando nos esforzamos por ayudar sin esperar recompensa, cuando servimos a la otra persona sin esperar reconocimiento, estamos dando testimonio de amor verdadero.

 

  • Jueves 11 de febrero

“Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.”  Santiago 4:3

Debemos entender que Dios demanda que le pidamos solo a Él; Él es nuestro padre, Él es bueno, amoroso, quiere darnos siempre lo mejor; su poder y sus recursos son ilimitados; por este motivo debemos pedirle al Señor que nos muestre lo que tiene preparado para nosotros, creyendo que siempre escucha nuestras oraciones y que nos guiará hacia la conquista de ellos.

 

  • Viernes 12 de febrero

“Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa.” Lucas 6:47-49

Debemos esforzarnos por aplicar los principios que el Señor nos dejó en la palabra, a la hora de edificar nuestra familia, ya que de esta manera se convertirá en fuente de bendición, donde la presencia de Dios habitará para siempre llenando el hogar de bienestar integral.

 

  • Sábado 13 de febrero

“porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres. Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.”  Romanos 14:17-19

Muchos de los valores que mantiene unida la familia y le dan firmeza, se hain ido perdiendo, por este motivo debemos luchar para que la familia se mantenga unida, primeramente, con Dios y con su palabra y luego entre los miembros que la conforman; ya que de esta manera no solo contaremos con el respaldo, guía y bendición del Señor, sino que nos convertiremos en referente de transformación.

Alabanza

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: