Isaías 55:9 DHH
“Porque mis ideas no son como las de ustedes, y mi manera de actuar no es como la suya. Así como el cielo está por encima de la tierra, así también mis ideas y mi manera de actuar están por encima de las de ustedes.» El Señor lo afirma.”
-Su equipo había salido de la nada y en poco tiempo era uno de los equipo mas prometedores de la temporada. Su equipo clasifica a la final de la Copa Sudamericana de Futbol pero el se lesiona poco antes, los médicos le recomiendan no participar en el partido, las cosas no salieron como Martinuccio quería, ¿A qué jugador le gustaría perderse la final? Por esa razón Hernán Alejandro Martinuccio, delantero del Chapeconse no estaba el 28 de Noviembre del 2016 en el avión que se accidentaría rumbo a Antioquia causando la muerte de casi todo el equipo y sus acompañantes.-
Así como esta, hay mas historias del mismo acontecimiento de miembros del club deportivo que no pudieron subirse al avión porque las cosas no resultaron como ellos querían pero que al final les terminó salvando la vida. Cuando vemos el panorama completo nos damos cuenta que había un propósito en ello, pero mientras enfrentamos la situación es difícil creer que exista una propósito detrás de todo.
Algo que debemos aprender en nuestra vida cristiana es que los pensamientos de Dios superan nuestros pensamientos y que cuando le entregamos nuestra vida, Él empieza a obrar en nosotros conforme a su plan, el cual en muchas ocasiones cambia nuestros planes o no resulta como nosotros lo esperábamos.
Pero no porque sea así es malo, por el contrario, es perfecto y debemos aprender a aceptarlo. Cuando nuestros planes son cambiados por los planes de Dios tenemos dos opciones, agradecer porque Dios cumple su obra en nosotros o quejarnos y frustrarnos por lo que deseábamos y no fue. Un viaje que no resultó, una relación que Dios te dijo ¡no!, un trabajo que perdiste o no conseguiste, un proyecto en el que pusiste todo tu esfuerzo pero no obtuviste los resultados que esperabas.
Y aquí vienen varias preguntas, y si no sale como queríamos ¿aún así seguiríamos a Dios? ¿aún así le adoraríamos? ¿aún así le seguiremos entregando nuestra vida? Si la respuesta a cada una de estas preguntas es si, ¡felicitaciones! Tu vida cumplirá el propósito que Dios diseño, aunque el tuyo quede atrás y el sueño de Dios es mucho mejor.
Has una corta oración entregándole al Señor tus proyectos, agradece de manera espacial por todo lo que no te ha salido como quieres, pídele fortaleza y fe para poder recordar en los momentos difíciles que los planes de Dios son mejores que los tuyos.
Memoriza la palabra de hoy, te será de mucha ayuda en toda situación que enfrentes
Isaías 55:9 DHH
“Porque mis ideas no son como las de ustedes, y mi manera de actuar no es como la suya. Así como el cielo está por encima de la tierra, así también mis ideas y mi manera de actuar están por encima de las de ustedes.» El Señor lo afirma.”
Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz a la Naciones.
Subir
Encuéntranos:                        
A %d blogueros les gusta esto: