Texto Base: 1 Corintios 13:4-8.

Propósito: Mostrar lo importante que es guardar nuestro corazón en Dios y aprender a conocer su voluntad, para que no sea desojado como una margarita. No debemos dar nuestro corazón en bandeja de plata, debemos cuidarlo como un tesoro y no mendigar amor.

Todos tenemos la necesidad de amar y de ser amados, pero en el afán de buscar el verdadero amor cometemos errores que nos dejan experiencias amargas. El ser ligeros en nuestras elecciones sentimentales y emocionales nos deja secuelas como la amargura, la soledad, la tristeza y mil y una decepciones. Dios nos creó con un amor inmenso y su mas gran anhelo es que podamos encontrar la persona idónea la cual nos dará un amor semejante al suyo, pero este tipo de elecciones no se pueden hacer a nuestra manera, es necesario consultar su voluntad. Evalúa que clase de amor este recibiendo o dando, compáralo con lo que has aprendido hoy por medio de la palabra de Dios. Enamórate primero de Jesús quien nunca traiciona ¡El sí sabe que es amar! Solo basta con mirar el sacrificio de la cruz. Dios en su palabra nos muestra las cualidades del verdadero amor. ¿Crees que has vivido el verdadero amor?.

Conclusión
No expongas más tu corazón al dolor, recibe a Jesús en tu vida y enamórate de Él.es por medio de El que conoceremos el verdadero amor.

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: