2 Corintios 10:15 RVR
“No nos gloriamos desmedidamente en trabajos ajenos, sino que esperamos que conforme crezca vuestra fe seremos muy engrandecidos entre vosotros, conforme a nuestra regla”.

La fe es un asunto de crecer en ella. Es erróneo creer que hoy tengo fe y mañana no, Dios no te la confía para eso, es para crecer en ella. Todas las cosas en el mundo espiritual las recibimos por fe, nos damos cuenta de lo importante que es.

En el afán y las preocupaciones de tu vida pueden estar ahogando esa fe, si no tienes fe no se puede liderar, si no hay fe no se puede crecer, multiplicar. Pues todos estos son actos de fe, sin fe no hay milagros, si no hay fe no puedes ver el cumplimento de las promesas de Dios en tu vida. Por eso debes llenar tu vida de fe. La fe es como un don especial, el cual el Espíritu le da a los cristianos la extraordinaria confianza en las promesas, el poder y la presencia de Dios, de modo que puedan asumir posiciones heroicas para el futuro de la obra de Dios en la iglesia. El don espiritual de la fe es exhibido por alguien con una firme e inquebrantable confianza en Dios, en su Palabra y en sus promesas.

Por eso debes pensar en tu diario vivir, si estás haciendo actividades que hagan crecer la fe en tu vida como: leer la palabra de Dios, hacer oración, la confesión, etc.

Oración: Señor hazme digno de tener el don de la fe, para llenarme de extraordinaria confianza en las promesas, el poder y la presencia de Dios en mi vida.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: