Cita bíblica: Jueces 6:16 (RVR1960) La historia de Gedeón

Introducción:¿Cuántas veces no hemos visto como imposibles nuestros sueños? ¿Cuántas veces no hemos pensado en que eso que queremos lograr jamás pasará?… A veces pareciera que hay muchos obstáculos para lograr nuestros sueños, pero Dios quiere que despertemos y que sepamos que con Él, sí podemos hacerlo; aunque, para ello, debemos cumplir con 3 cosas:

Desarrollo del tema: 

1. Rompe con las mentiras en tu vida: Gedeón siempre creyó que era el más débil y el menos importante de su familia… Pero que él lo pensara o se lo hubieran dicho no significaba que fuera verdad. No podemos pensar lo peor de nosotros, necesitamos leer la Biblia cada día para saber cuál es la verdad que Dios dice de nosotros. Dios nunca llamó a Gedeón débil, al contrario, cuando Él lo vio, le dijo “guerrero valiente”.

2. Trabaja con las personas correctas: Dios le permitió a Gedeón formar un ejército para vencer en la batalla que debían pelear, pero en este ejército había muchas personas que Dios no aprobaba… Al final, Gedeón quedó con 300 personas, y fueron esas 300 las que Dios usó para vencer a más de 3.000. Busquemos juntarnos con personas que amen a Dios, aunque fueren poquitas, serán las necesarias para conquistar.

3. Recuerda que Dios está contigo: Si crees que no podrás lograrlo, toma un tiempo y recuerda que Dios fue quien te llevó a la batalla, Él es quien te dará la victoria y te hará conquistar; porque Él no te llamó para avergonzarte.

Conclusión: Las batallas que debemos pelear en nuestra vida para alcanzar nuestros sueños NO son imposibles de vencer; no hay nada que no podamos hacer si estamos con Dios, le obedecemos, le creemos, confiamos en Él y dejamos que Él nos guíe.

Actividad: Ponle la cola al burro.

Conexión con el tema: Podemos lograr nuestro objetivo por más dificultades que se nos presenten, si seguimos al pie de la letra la guía correcta (la de Dios).

 Ofrenda: No nos quedemos con lo que es de Dios, démosle siempre. «Conoce Jehová los días de los perfectos, Y la heredad de ellos será para siempre.  No serán avergonzados en el mal tiempo, Y en los días de hambre serán saciados.» Salmos 37:18-19

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: