Juan 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. 24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

Nuestra prioridad en todo momento es adorar. Existen dos áreas en las cuales debemos concentrar toda nuestra atención para rendir nuestra máxima adoración:

1. Adoración en espíritu:

Cada nuevo día al abrir nuestros ojos, nos levantamos y realizamos nuestro devocional en la intimidad de nuestro hogar, dedicando tiempo a la lectura y reflexión de la Palabra de Dios. En intimidad levantamos nuestra oración de gratitud y exaltación, la cual sube como incienso hasta el trono de Dios y a su vez, llena todo nuestro ser de nuevas fuerzas, fe y gozo para el nuevo día.

2. Adoración en Verdad.

Es vivir 24/7 delante del rostro de Dios, practicando todos los principios de la Palabra en todas las áreas, ya sea oficina, en tu conjunto o cuadra, en la comunidad donde resides… que tu vida refleje que estas concentrado en agradar a tu Padre celestial; en resumen es pasar de la teoría a la práctica, ya que la obediencia y la concentración en hacer la voluntad de Dios, provoca todo su respaldo y favor.

Desafío para el mes: Te bendigo en este nuevo mes y oramos creyendo que nada ni nadie te podrá distraer y cada nuevo día estarás más concentrado y firme en los caminos de Dios.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: