Hebreos 11:17-19 RVR
“Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito, habiéndosele dicho: En Isaac te será llamada descendencia; pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir.”

El que lo dice no miente, si Dios ha dicho que voy a crecer, que me voy a multiplicar, que mi familia caerá rendida a sus pies, que voy a prosperar, que seré de influencia, que transformaré mi generación, simplemente yo lo creo; pues sé que quien lo dijo no miente y tiene el poder para hacer que lo imposible se haga posible.

Eso es fe, Abraham ya estaba avanzado de edad, pero a pesar de esto él creía que no podía morir sin ver el cumplimiento de la promesa de Dios en su vida y tenía que ver con el propósito de Dios y con los intereses de Dios es esta tierra. Cuando decodificamos las promesas de Dios y las priorizamos con los intereses no nuestros si no de Dios en esta tierra, nuestra fe se fortalece. Abraham sabía que Isaac era necesario en esta tierra, hay promesas de Dios sobre tu vida, familia que debes pedirle a Dios, que te revele cual es el interés de Dios en que estas sean cumplidas. Cuando Dios te hable en esa dimensión de fe, de porque sus promesas tienen relevancia en esta tierra, el diablo no tendrá poder sobre tu fe, lo prometido vendrá y se cumplirá. Necesitas orar por esta palabra, pedirle revelación a Dios.

Por eso mira al frente, deja de mirar las circunstancias, tu condición actual y te proyectas hacia la promesa, el galardón del que Dios me ha hablado, ignorando los temores que se puedan presentar.

Oración: Señor que tu palabra sea cumplida en mi vida, que todo lo de hoy en adelante sea prosperidad, por que quien cree en ti alcanzara el éxito.

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: