Base Bíblica: Hebreos 11:22-23 (NTV): “Fue por la fe que José, cuando iba a morir, declaró con confianza que el pueblo de Israel saldría de Egipto. Incluso les mandó que se llevaran sus huesos cuando ellos salieran. Fue por la fe que cuando nació Moisés, sus padres lo escondieron durante tres meses. Vieron que Dios les había dado un hijo fuera de lo común y no tuvieron temor de desobedecer la orden del rey”.

Introducción: Todo lo que hacemos, decimos y pensamos va de acuerdo con lo que creemos. Este nuevo año tenemos desafíos por enfrentar y situaciones que desconocemos completamente. ¡Es emocionante siquiera pensar en lo que se viene!, pero hay algo que sí o sí debemos hacer en el camino, y es mantenernos firmes en nuestra Fe. ¿Cómo lo hacemos?:

1. Lee la Biblia: Este es un paso que parece sencillo, pero que a veces puede llegar a costarnos tanto…, leer la Biblia nos permitirá crecer en nuestra Fe, y mantenerla en los momentos más difíciles. Sin embargo, tendremos que enfrentarnos y vencer a la pereza y a cualquier otro tipo de distracción que quiera impedírnoslo.

2. Ten actos de Fe: Dios te dará promesas y pondrá sueños en tu corazón, ¡actúa a favor de eso!, es decir, ¡actúa creyendo que las cosas sucederán!; a Jesús siempre le sorprendía cuando alguien actuaba con Fe, ¡sorpréndelo tú también! Así como hicieron José y los padres de Moisés.

3. No tengas miedo: Ninguna persona, ninguna circunstancia y ninguna situación son más grandes o poderosas que Dios. Así que no hay nada que temer, porque Dios nos ama y está con nosotros. Él cuida de nosotros.

Conclusión: Creámosle a Dios y a Su Palabra, llenémonos de ambos. Y entonces viviremos un 2022 donde podremos mantenernos firmes y seguir avanzando sin importar qué pase; pues, cuando vemos a Dios, nos damos cuenta de que los problemas no son tan grandes como parecen.

Actividad: Piensa en 3 actos de Fe que realizarás esta semana, escríbelos y realízalos. Cuenta cómo te fue en el próximo grupo de paz.

Ofrenda: Salmos 18:2 (NTV): “El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi salvador; mi Dios es mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar seguro”.

Demos gracias a Dios porque Él nos cuida y nos protege. Porque gracias a Él podemos estar firmes y tener fortaleza.

Alabanza

Instrucciones

Descargar PDF
© 2015 Misión Paz
Subir
Encuéntranos: